8 de marzo

No nos regaléis rosas

Hoy es 8 de marzo. Todo son rosas y felicitaciones. “Qué sería el mundo sin vosotras”. Qué bonito. Qué cumplidos. Qué hipócritas.

Hoy puede que una mujer, otra más, sea asesinada a manos de un hombre. Y que nadie haya sido capaz de evitarlo.

Hoy puede que una mujer, otra más, tenga miedo de volver sola a casa por la noche.

Hoy puede que una mujer, otra más, sea acosada o violada en las fiestas de su pueblo. Y que los violadores encima se jacten de ello.

Hoy puede que un país retrógrado, otro más, no considere delito golpear a una mujer “una vez al año”. Una al año no hace daño, ¿verdad?

Hoy puede que una mujer, otra más, sea despedida de su trabajo porque decidió ser madre. Las madres no son rentables, todo empresario lo sabe.

Hoy puede que una mujer, otra más, se pregunte por qué tiene que seguir cobrando menos que un hombre por hacer el mismo trabajo.

Hoy puede que una mujer, otra más, se quede a las puertas de ocupar un puesto directivo, sin importar que esté igual o más cualificada que un colega masculino.

Hoy puede que un eurodiputado, otro más, escupa por su asquerosa bocaza que “las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes.”

Hoy puede que te pasen por whatsapp, otra vez, un chiste machista que denigra a las mujeres. “Mujer, es broma, cómo te pones con el rollo feminista ese.”

Hoy puede que, otra vez, una actriz sea noticia por lo bien que se conserva “a su edad” y que un actor sea reconocido por su asombrosa capacidad interpretativa.

Hoy puede que sea noticia, otra vez, la cara de póquer de un deportista cuando le preguntan si va a tener hijos. Hasta dónde va a llegar la prensa con las preguntas personales a un hombre, por favor.

Hoy puede que sea un día de celebración para algun@s, pero no lo es. Hoy es un día de lucha, otro más, para que a las mujeres se nos reconozca como iguales, para que tengamos los mismos derechos y las mismas oportunidades, para que podamos hacer lo que nos venga en gana sin ser discriminadas, juzgadas, burladas, denigradas, acosadas, violadas, asesinadas.

Así que no, no nos regaléis rosas, que no estamos de celebración. Estamos luchando.

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTE...

¿Eres Imperfecta?

Únete a la comunidad de Imperfectas y no te pierdas nada de lo que se cuece por aquí.

¡Gracias por unirte a nosotras!

Tags:
Pilar M. Peña
hola@imperfectas.com

Creadora de Imperfectas. Alicantina. Nací en el Año Internacional de la Mujer. Perfectamente Imperfecta. Pecosa y creativa. Chocolate & beer lover.

1Comment

Deja un comentario

Uso de cookies

La web de Imperfectas utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuaria. Haz clic en "Aceptar" si estás de acuerdo. Más información

ACEPTAR