conseguir-objetivos

3 cosas que debes dejar de hacer para empezar a conseguir tus objetivos

Creo que lo he comentado en alguna ocasión. El proyecto de Imperfectas nació oficialmente en marzo del año pasado, pero se estuvo gestando en mi cabeza desde 2011, cuatro años antes. Me gustaría decir que no lo puse en marcha antes por alguna razón de peso pero, siendo honesta conmigo misma, me doy cuenta de que no lo hice porque siempre buscaba excusas (la de “no tengo tiempo” gana por goleada). El miedo, sin duda, estaba detrás de todo ello.

¿Miedo a qué? Miedo a no saber por dónde empezar, miedo a no hacerlo bien, miedo a invertir un esfuerzo que quizá no se viese recompensado, miedo a no gustar, miedo a fracasar. Me estaba saboteando a mí misma intentando encontrar una razón lógica que justificase el por qué no estaba haciendo lo que quería hacer.

El verdadero fracaso no es fallar. Es no intentarlo siquiera. Click Para Twittear

Comenzar a hacer algo con lo que soñamos siempre cuesta. No importa si es empezar a escribir un blog, emprender un negocio, hacer deporte, cambiar tu dieta o mejorar la relación que tienes contigo misma. Y la mayoría de las veces somos nosotras mismas quienes hacemos que comenzar sea más difícil de lo que es.

Si tienes un sueño, una meta, un objetivo, hay 3 cosas que puedes dejar de hacer para que sea más fácil conseguirlo:

1. No dejes que se convierta en algo enorme y difuso en tu mente

Cuanto más pienses en ello sin pasar a la acción, más cuesta arriba se te hará. Y mientras sigas pensando si lo harás o no bien, estarás perdiendo una energía y un tiempo preciosos y te invadirán los temores.

EVÍTALO:

– Tomando como ejemplo a otras personas que han alcanzado lo mismo que tú quieres conseguir. Mirarte en el espejo de personas que han sido capaces de alcanzar tus mismos objetivos te dará fuerza y ánimos para arrancar. Si ell@s han podido conseguirlo, tú también puedes, como mínimo, intentarlo.

– Pregúntandote a ti misma: “¿qué es lo peor que me puede pasar?” Tómate un respiro y piensa desde la tranquilidad. Te darás cuenta de que, en la mayoría de los casos, lo peor que te puede pasar es algo que podrás superar con toda seguridad. Esto hará que tus miedos se reduzcan de manera considerable.

2. Deja de tratar de controlarlo todo

Estar preparada y saber ciertas cosas, sin duda, ayuda. Pero tratar de tenerlo todo bajo control, o pensar en las cosas cincuenta veces para asegurarte de que todo está perfecto y de que no corres el riesgo de equivocarte, puede convertirse en una trampa.

EVÍTALO:

– Dándote cuenta de que no pasa nada por tropezar. Le pasa a todo el mundo que sale de su zona de confort. Le ha pasado a cualquiera que admires o cuya vida sirva de inspiración para l@s demás. Equivocarse forma parte de una vida bien vivida. Y no olvides que de los errores se aprende, aprovéchalos en tu beneficio.

– Aprendiendo a limitar el tiempo que empleas en tomar decisiones. Si eres de las que le dan veinte mil vueltas a todo antes de comenzar, establece un límite de tiempo para tomar una decisión, y una vez tomada, no le des más vueltas y mueve la siguiente ficha.

3. Deja de pensar que tienes que empezar a lo grande

Supone mucho estrés pensar que desde el minuto uno todo tiene que ser tal y como está dibujado en tu mente, y eso puede derivar en un perfeccionismo nada beneficioso.

EVÍTALO:

– Yendo poco a poco. Pregúntate hoy a ti misma qué pequeño paso puedes dar en la consecución de tu objetivo. Y dalo. Y mañana hazlo de nuevo, y pasado también. Todos los días. Recuerda: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

– Enfocando toda tu atención y tu energía en cada pequeño paso. Centrarte en cada pequeña acción que realizas, sin pensar en todos los pasos que todavía tienes que que dar para alcanzar tu objetivo, hará que evites distracciones innecesarias y que obtengas una pequeña recompensa a corto plazo. Cada logro, por pequeño que sea, será un incentivo más para seguir luchando por tu sueño o tu objetivo.

¿Tienes algún sueño que todavía no te has atrevido a cumplir por miedo? ¿Cómo afrontas el comienzo de un nuevo reto/meta/objetivo?

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTE...

¿Eres Imperfecta?

Únete a la comunidad de Imperfectas y no te pierdas nada de lo que se cuece por aquí.

¡Gracias por unirte a nosotras!

Tags:
Pilar M. Peña
hola@imperfectas.com

Creadora de Imperfectas. Alicantina. Nací en el Año Internacional de la Mujer. Perfectamente Imperfecta. Pecosa y creativa. Chocolate & beer lover.

2 Comentarios
  • Nuria Líquida
    Publicado a las 09:21h, 20 abril Responder

    ¡Me ha encantado este post! No puedo estar más de acuerdo. Tengo mil proyectos en el cajón por miedo, por pensar demasiado y terminar con la conclusión de que no voy a ser capaz. Pero hace menos de un mes me lancé a escribir un blog sin pensar demasiado, con la vista puesta sólo en el siguiente post, creyendo en lo que estaba haciendo…haciendo lo que dice este post, al fin y al cabo, y cada día me alegro más. Desde aquí animo a todas las personas que lean esto a seguir los consejos 🙂

    • Imperfectas
      Publicado a las 10:15h, 20 abril Responder

      ¡Gracias Nuria!

      La verdad es que a veces, cuanto menos piensas las cosas, mejor. Cuando les damos mil vueltas siempre encontramos algún impedimento para no lanzarnos a hacer lo que de verdad queremos hacer. Felicidades por pasar a la acción y mucha suerte con tu nuevo blog 😉

      ¡Un beso!

Deja un comentario

Uso de cookies

La web de Imperfectas utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuaria. Haz clic en "Aceptar" si estás de acuerdo. Más información

ACEPTAR