hacer-listas-para-todo

Listas, que sois unas listas

Sí, vosotras. Las que os creéis que lo sabéis todo. Las que establecéis las reglas de lo que está bien o de lo que está mal. Las que dictáis lo que deberíamos haber hecho antes de cambiar de década. Vosotras, las listas de turno.

No me estoy refiriendo a ninguna Doña Perfecta sabiondilla, me estoy refiriendo a las listas en sentido literal, esas que lo son no porque enumeren cosas, sino porque se creen en poder del conocimiento absoluto. ¿Quién escribirá esas ridículas listas en las que te dicen lo que se supone que tienes que hacer antes de cumplir los 20, los 30 o los 40? Y directamente, a partir de los 50, ya entras en el grupo de las que tienen que leer la lista de “cosas que hacer antes de morir”.

Que me digan a mí que antes de cumplir los 40 tengo que viajar a un lugar exótico o practicar un deporte extremo, pues como que no.

Yo con meterme en la bañera y ponerme el ‘Hawaii-Bombay’ de los Mecano con un daiquiri con sombrillita ya tengo bastante exotismo. ¡Con el miedito que me dan a mí los bichos! Y en cuanto a vivir emociones fuertes, con ponerme unos taconazos un sábado por la noche ya vivo al límite. ¡Eso sí que es un deporte extremo, no lo del puenting!

Al menos sí creo que he cumplido la “listilla” (la llamo así porque es corta) de las tres cosas que supuestamente cada persona debería hacer a lo largo de su vida:

  • Plantar un árbol: A ver, a mí, que se me mueren hasta las plantas de plástico… Pero plantar un árbol, lo he plantado. Más de uno, de hecho. Pinos, para ser exacta (vivo en el Mediterráneo, pero interprétalo como quieras).
  • Escribir un libro: Si junto todos los mails, los SMS, los whatsapps y lo que pueda escribir en este blog, tengo para editar una enciclopedia Larousse de esas que le vendían a plazos a tu madre cuando eras pequeña. Pero es que acceder al mundo editorial es muy jodido.
  • Tener un hijo: la lista no indica que lo tuvieras que parir tú, ¿no? Pues entonces yo no he tenido uno, sino varios “niñatos” a lo largo de mi vida. Eso sí, debo haber sido muy “mala madre” porque les dije que me iba a por tabaco y ahí los deje (y eso que no fumo).

Así que ya me puedo morir tranquila, he cumplido con la lista. Menos mal, porque si no iba a estar en un sinvivir.

¿Y tú, eres de las que se estresan con esas absurdas listas o haces con tu vida lo que buenamente te sale de los ovarios?

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTE...

¿Eres Imperfecta?

Únete a la comunidad de Imperfectas y no te pierdas nada de lo que se cuece por aquí.

¡Gracias por unirte a nosotras!

Pilar M. Peña
hola@imperfectas.com

Creadora de Imperfectas. Alicantina. Nací en el Año Internacional de la Mujer. Perfectamente Imperfecta. Pecosa y creativa. Chocolate & beer lover.

No hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

La web de Imperfectas utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuaria. Haz clic en "Aceptar" si estás de acuerdo. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies