propositos

Cuando un solo propósito es suficiente

En tres días se acaba el año. 365 días que han volado. Bueno, 366 esta vez. Y sigo sin cumplir del todo algunos de los propósitos que me hice a principios de este año. Así que los he añadido a mi extensa colección personal de propósitos en la vida. Pero no pasa nada. No pasa nada. No pasa nada. (Mantra mode on).

Este año no voy a añadir propósitos a la colección. ¿Para qué, con todos los que tengo acumulados? Sería un despropósito. Voy a hacer un The best of y recopilar los que más veces me he hecho al principio de cada año y que nunca he cumplido. O que he conseguido a medias. Si están en esa lista es porque son propósitos que de verdad deseo cumplir. Y con todos ellos, este año voy a hacer algo diferente a lo que he hecho otros años. Mira, al final sí voy a tener un nuevo propósito para 2017.

No busques resultados diferentes si siempre haces lo mismo. Click Para Twittear

Este nuevo año voy a pensar que esos propósitos son un desafío estimulante, no algo imprescindible para alcanzar la felicidad. No se convertirán nuevamente en un “tengo que”. No quiero que se instale en mí la idea de que voy a ser más feliz si consigo esto o aquello. Simplemente serán metas que deseo alcanzar para mejorar, para enriquecerme. Quiero ser capaz de darme cuenta de que puedo ser feliz ahora, con lo que soy y con lo que tengo en este momento, que es mucho, y por lo que he de estar agradecida. Sin anhelar el pasado, sin angustiarme por el futuro. Ese es mi propósito.

Si no eres feliz con lo que tienes, tampoco lo serás con lo que no tienes. Click Para Twittear

Eso no quiere decir que sea conformista, que no quiera evolucionar. Necesito y, sobre todo, deseo hacerlo a todos los niveles. Me gusta pensar que soy una eterna aprendiz de la vida y que cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo, puedo aprender algo nuevo.

Pero quiero disfrutar de cada paso que dé para llegar a donde me he propuesto, aunque tarde más de lo previsto, aunque ni siquiera alcance finalmente la meta. Nos han enseñado que para triunfar en la vida hay que dejarse la piel, hay que sufrir. Pero eso no tiene que ser necesariamente así, especialmente porque triunfar no significa lo mismo para todo el mundo.

Creo firmemente que ser consciente de que puedes ser feliz mientras luchas por conseguir un propósito es el verdadero triunfo. La vida me enseña cada día que por el camino aprendes muchas cosas y que puedes descubrir otros rumbos que te conducen a destinos en los que no habías ni siquiera reparado. Que lo importante es que eches a caminar y que disfrutes de lo que te ofrece el trayecto.

No hay camino a la felicidad, la felicidad es el camino. Click Para Twittear

Así que, haciendo balance de este año que se va, y aunque no haya cumplido los propósitos que me hice a principio de año, me quedo con todo lo que he aprendido este año. De mis errores y de mis aciertos, que ha habido de todo. Y sobre todo doy las GRACIAS por haber llegado hasta aquí, por que estés ahí al otro lado de la pantalla leyéndome y por poder celebrar un nuevo año que, sin duda, será Perfectamente Imperfecto.

¿Tienes propósitos de Año Nuevo? ¿Los enfocas con ilusión, como un nuevo reto, o se convierten en un “tengo que”?

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTE...

¿Eres Imperfecta?

Únete a la comunidad de Imperfectas y no te pierdas nada de lo que se cuece por aquí.

¡Gracias por unirte a nosotras!

Pilar M. Peña
hola@imperfectas.com

Creadora de Imperfectas. Alicantina. Nací en el Año Internacional de la Mujer. Perfectamente Imperfecta. Pecosa y creativa. Chocolate & beer lover.

2 Comentarios
  • Fran Jódar
    Publicado a las 10:17h, 31 diciembre Responder

    Genial, Pilar!! Un post… GENIAL!! Por la empatía que transmites, por La Paz que emanan de tus palabras y por esa sabiduría tan excelentemente tejida que hay en lo que dices! Espero que el año que viene sigamos tan excelentemente IMPERFECTAS! Un abrazo fuerte y que pases un feliz fin de año! 💜

    • Pilar
      Publicado a las 11:22h, 31 diciembre Responder

      ¡Muchísimas gracias Fran! Me tomo tus palabras como un gran halago, viniendo de alguien que escribe y transmite tan fantásticamente como tú. Que tu nuevo año sea Perfectamente Imperfecto. ¡Un abrazo grande!😚💜

Deja un comentario

Uso de cookies

La web de Imperfectas utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuaria. Haz clic en "Aceptar" si estás de acuerdo. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies